Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Web empleo Alemania. Carlos Martínez

Carlos Martínez

Ficha profesional Carlos Martínez

Entrevista realizada en noviembre de 2019

 

Llegaste a Oldenburg en 2015 con el programa MobiPro. ¿Cómo fueron tus primeros pasos en Alemania?

Pues no fue nada fácil. La empresa que se interesó en mi perfil no se preocupó demasiado de las necesidades básicas que cualquier persona debería tener al emigrar. Al principio me buscaron una cama en una casa de acogida donde me alojé los dos primeros meses. Después, mi empresa me dijo que habían encontrado una vivienda para mí, lo que yo no sabía es que no sería mi casa definitiva. Desde entonces todo comenzó a ir en picado. Era un nómada sin casa que vivía cada fin de semana en un lugar diferente transportando continuamente todos sus bártulos. Viví en casas de amigos, trasteros, hostales... No tenía número de teléfono (por esa época el roaming no existía como hoy día), tampoco tenía cuenta bancaria alemana, y todas las demás personas del grupo con las que me vine a Alemania y que trabajaban en otras empresas disponían de todas esas facilidades, incluso tenían un mentor que sabía español y les guiaba en sus primeros pasos en Alemania. La escuela-internado donde me terminé alojando era un mediador de MobiPro que acabó poniéndose en contacto con la empresa que me contrató para darles un toque de atención. Al año siguiente se decidió que esa empresa no pertenecería más a MobiPro. Todo esto me hizo aprender bien el idioma y tener conocimiento de trámites burocráticos. Desde que decidí perseguir mis sueños y no esperar que otros me solucionasen los problemas, todo empezó a mejorar drásticamente.

 

Empezaste como instalador de tuberías en el norte de Alemania y acabaste como diseñador digital, ¿cómo valoras el proyecto MobiPro y qué crees que este tipo de proyectos puede aportar al desarrollo profesional de los jóvenes en la UE?

Pienso que MobiPro me ha salvado la vida. MobiPro fue el desencadenante de toda esta serie de experiencias que he vivido. En España no tenía ningún tipo de motivación o camino que perseguir. Nadie me daba oportunidades y tenía la sensación de que ser joven era un problema. Pienso que este tipo de programas de movilidad deberían seguir existiendo, por siempre, y dar oportunidad a esos jóvenes que de verdad dan todo para que su futuro cambie a mejor. Sé que mi comienzo parecía una derrota asegurada, pero no culpo a MobiPro de ello, sino a la falta de organización interna de mi ex-empresa. A veces subo contenido a YouTube y es increíble la cantidad de personas que me escriben preguntándome cómo me vine y cómo pueden apuntarse al programa. Me destroza el corazón siempre que les tengo que dar la noticia que MobiPro ha desaparecido. Este tipo de proyectos ya no solo nos labra un futuro mejor, sino que enorgullece a nuestros familiares, mejora la economía del país destino, traemos conceptos favorables de nuestra cultura y nos incita llevar lo bueno conocido a nuestro país de origen.

 

¿Cuáles han sido las mayores dificultades en la integración laboral en Alemania? ¿Alguna ayuda que te sirvió en tu desarrollo profesional?

La única dificultad ha estado relacionada con el idioma y con sentirme yo personalmente seguro con la comunicación en el ambiente de trabajo. La cultura alemana me ha dado desde un principio oportunidades y ha querido escuchar por lo menos mis necesidades. Los escasos problemas de integración que he podido tener, han sido motivados por mi propia necesidad obsesiva de hacerme entender y comprender lo que se me ordenaba. Es un proceso por el que hay que pasar, puesto que el idioma no se aprende de la noche a la mañana. Sin duda, la persona que cambió mi vida fue una trabajadora de uno de los consulados españoles en Alemania, Cristina Marugán. Cuando ya no soportaba más ver tantas oportunidades y no aprovecharlas, ella me dio unas pautas que seguir para dar un giro de 180 grados y continuar con la trayectoria profesional que tuve que dejar aparcada en España. La mejor fuente es el inconformismo e Internet. El inconformismo nos hace movernos e Internet nos da algunas respuestas. Debería ser uno mismo el que indagando con esas respuestas sepa dar solución a su problema.

 

¿De qué manera crees que la experiencia en Alemania te ha ayudado a evolucionar profesionalmente? ¿Qué has aprendido trabajando aquí que te gustaría trasladar a España?

Pienso que Alemania simplemente me ha dado esa oportunidad. Esa simple oportunidad que todos deberíamos tener y que nos haga sentir que servimos en la sociedad. Aunque no soy la persona más extrovertida del mundo, esta experiencia me ha servido para quitarme una gran cantidad de miedos e inseguridades que durante mucho tiempo llevé cargado en mi espalda. Todo esto me ha ayudado a perder el miedo a manejar grandes responsabilidades dentro de una empresa. En España me veía como alguien que por su forma de ser callada e introvertida no conseguiría llegar demasiado lejos. Hay tantas cosas que me gustaría trasladar a España, que la única forma de conseguirlo sería que el cambio comenzase en las escuelas y la mentalidad de la sociedad.

 

Y al contrario, ¿qué aptitudes y cualidades aprendidas en España crees que son especialmente valoradas en Alemania?

El trato entre los trabajadores y la espontaneidad. Desde que he aterrizado en mi actual empresa he intentado sacar la sonrisa del alemán o alemana que tenía enfrente. Soy una persona bromista en el ámbito laboral y me gusta hacer piña con los demás. En Alemania la seriedad en el trabajo es un factor bastante repetido, y no lo veo mal, de hecho, hace que tu trabajo se vea más profesional, pero también el afecto o risas que aportamos los españoles durante la jornada lo hace más llevadero y divertido. Creo que es algo que a los alemanes les choca, pero gusta.

 

¿Cómo te ha cambiado como persona vivir en el extranjero? Si volvieras atrás, ¿te marcharías otra vez?

Como más de una vez he dicho, siento que soy la versión 2.0 de mí mismo con increíbles mejoras y alguna que otra falla. Si pudiese, olvidaría todo lo que he vivido, regresaría atrás, y volvería a revivirlo sin tener consciencia de lo que me espera. Es algo tan genial, que no descarto volverlo a hacer en algún otro momento de mi vida. Viajar te abre la mente, sí, pero emigrar y valerte por ti mismo más aún.

 

¿Tienes relación con otros profesionales españoles en Alemania? ¿Verías útil que hubiese una red estable de networking entre profesionales españoles que tengan Alemania como nexo en común?

Actualmente tengo contacto con un par de profesionales españoles del sector de desarrollo de software ya que trabajamos en la misma empresa, pero es más una relación de “cuando nos cruzamos por la empresa, nos saludamos”. En cuanto a la conexión y participación, pues depende del objetivo. En mi caso, en un futuro tengo la idea de crear mi propia empresa y dar trabajo a españoles residentes en España, por lo que una red o portal online de interconexión me facilitaría encontrar personas que trabajan en mi mismo sector, así como personas que, por ejemplo, tienen experiencia en la creación de empresas españolas en Alemania o en España. Además, una herramienta así podría ayudar a cualquier expatriado a encontrar profesionales que hablen español en caso de urgente necesidad cerca de su ubicación, por ejemplo: abogados, maestros, dentistas, mecánicos, etc. Es decir, útil, pienso que sí lo sería.

 

¿Tienes alguna frase de ánimos o alguna recomendación para los que acaban de llegar?

No va a ser fácil, y posiblemente vivas en una montaña rusa de emociones, pero déjame decirte que todas las grandes historias tienen tanto cosas buenas como malas que contar. Simplemente disfruta esta nueva etapa, y déjate sorprender.

 

¡Muchas gracias por tu tiempo!

 

Esta entrevista forma parte de una serie de entrevistas a profesionales españoles en Alemania. Si quieres ser entrevistado o conoces a algún español que crees pueda aportar a esta sección, no dudes en escribirnos a alemania@mitramiss.es.

 

volver  Volver

Pie de página